Noticias > Equipos

Malditos no, pero tampoco ganadores…

Escrito por Eduardo Huerta / 5 de julio de 2010

Un gol, millones de gritos empujando un balón que no dejaba de jugar entre los palos antes de entrar, pero que al final entró. Entró y con él se esfumó la maldita maldición de cuartos. Por fin La Roja, el Once de España, la Selección o como queramos llamarlo superó los fantasmas que la historia de este deporte le impuso.

Screenshot de bitacora.eniac2000.com

Screenshot de bitacora.eniac2000.com

Es normal que una vez lograda tan encumbrable gesta, la euforia se apodere de todos nosotros y por un momento olvidemos que aun nos quedan dos importantes partidos por disputar. Dos finales, una adelantada el próximo miércoles contra el rival que nos hizo tocar el cielo europeo hace dos años y gracias al cuál ahora no estamos hablando de sorpresas, sino del merecido reconocimiento a una selección que ya se lo cree, que ya gana.

Capricho o no del destino, lo cierto es que jugar contra Alemania no es rememorar, como muchos se obcecan en decir, la final de la Eurocopa del 2008. El equipo germano ha sabido hacer del cambio su valor en este Mundial. A pesar de ausencias tan notables y aciagas como la de Michael Ballack, el buque liderado por su seleccionador, Joachim Löw, ha encontrado la fórmula secreta para reconvertir un bloque cargado de fuerza ofensiva en un equipo, dotado ahora, de potencial y control técnico.

Una selección alemana remodelada

Parece paradójico ver como en el momento en el que la selección Española está más atascada con su famoso «tiki-taka», Alemania no sabe jugar a otra cosa, y lo hace muy bien, como si lo hubiera aprendido de boca de nuestros propios nacionales.

Sin embargo, y por si esto no fuera poco, el cambio germano no sólo se produce en su juego sino también en las caras de sus jugadores. Muller, Trochowski, Ozil, Völler son algunas de los nuevos rostros del combinado alemán que se suman a las de los ya conocidos Lahm, Mertesacker, Friedrich, Schweinsteiger, Podolski y su gran delantero Klose. Esta nueva Alemania mezcla garra y velocidad, toque y precisón, llegada y solidez defensiva, todo un combinado técnico con el que se han chocado ya en esta Copa Mundial selecciones como Argentina e Inglaterra.

Duelo de titanes

La trayectoria de este equipo en este Mundial de Sudáfrica tiene todos los ingredientes necesarios para convertir al partido de miércoles en un gran encuentro en el que los hombres de Del Bosque tendrán que dar lo mejor de sí mismos. No debemos engañarnos, ni dejarnos dominar por la euforia de la victoria ante Paraguay y nuestro pase a semifinales, España no está desplegando su mejor juego, sabe hacerlo mucho mejor y puede hacerlo mucho mejor tal y como ya ha demostrado en el pasado, precisamente frente al rival del próximo miércoles.

Ya hemos superado el temor a la estadística, esa que dice que la roja y gualda siempre se queda a las puertas de «semis», ahora tenemos que seguir creyendo que podemos ganar, que nada nos viene grande, que ante Alemania volveremos a ser el equipo del balón, o al menos ser el único equipo en el campo que lo demuestre, tenemos que luchar por realizar una actuación digna, una donde se nos vea convencidos, porque somos grandes y así lo hemos demostrado, porque lo vamos a volver a demostrar…Y sobre todas las cosas, porque ¡PODEMOS!

Tags: , , , , , , , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment