Noticias

Esta noche España no durmió

Escrito por Covadonga Carrasco / 12 de julio de 2010

Alguno se habrá acordado de todos y cada uno de los integrantes de la selección cuando le haya sonado el despertador esta mañana, o incluso ni tan siquiera lo habrá oído porque se ha ido a trabajar de empalme. Ayer era la noche de España y había que salir a celebrarlo.

Lo cierto es que como ya nos olíamos lo que podía pasar, fueron muchos los que hicieron la petición de que el día de hoy se considerara como día de fiesta nacional para celebrar con tranquilidad la gesta de La Roja.

La lástima es que no ha sido así y a excepción de los que ya están de vacaciones, al resto nos ha tocado ir a trabajar, eso sí, con una sonrisa en los labios y hablando sobre un único tema, la victoria de la selección.

Hasta las señoras que todos nos encontramos por la calle por las mañanas que salen juntas a andar lo comentaban, eso sí, a su manera. Prometo que una de las conversaciones con las que me he cruzado esta mañana ha sido: “Pues a mi Eva no me gustaba para Iker, me gusta más Sara, que se la ve mejor niña y además tiene carrera” Alucinante.

A trabajar de empalme

Y es que el portero titular y capitán de la selección española es el hijo y el nieto perfecto para toda España por lo que las señoras se ven con el derecho de opinar sobre sus relaciones personales. Estamos en España.

Decenas de miles de aficionados se echaron a la calle según terminó el partido para cantar, saltar, beber y disfrutar de un momento histórico en la historia deportiva de nuestro país por todas y cada una de las calles españolas. Santander, Las Palmas, Barcelona, Cádiz, Madrid, Bilbao, Zaragoza, Albacete… En cualquier rincón la cosa se estaba celebrando al máximo.

Pues a mi me gusta más Sara que Eva para Iker

Pero estas celebraciones también se trasladaron a los españoles que están lejos de casa, como sucedió con los soldados españoles destacados en el Líbano, donde vibraron con la misma intensidad después de la victoria de España.

La gente cantó, gritó, sufrió, lloró, rió, saltó… la emoción fue la auténtica protagonista que unió a toda la afición española bajo un mismo cántico: “yo soy español, español, español” o la otra versión “campeones, campeones, oeoeoeoeoe”

Esta ha sido la banda sonora de la noche, estamos seguros de que también será la de esta tarde cuando lleguen los campeones a Madrid.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Quieres dejar un comentario?

Deja un comentario