Copa Confederaciones 2009

Estados Unidos y Egipto intentarán sorprender a Italia y Brasil

Escrito por Josep Pastells / 27 de mayo de 2009

En este tipo de torneos el margen de error es tan pequeño como grande el espacio para la sorpresa. Brasil e Italia lo saben y procurarán llegar a la tercera jornada –o, lo que es lo mismo, su choque del día 21– con la clasificación asegurada.

El Grupo B deparará el clásico internacional por excelencia: Brasil-Italia

El Grupo B deparará el clásico internacional por excelencia: Brasil-Italia

Su gran objetivo, sin duda, es quedar primeros de grupo para eludir en semifinales a la temible selección española, que se presenta a la cita en un gran estado de forma y con la moral por las nubes. De todas formas, los dos grandes favoritos del grupo harían bien en no despreciar el potencial de Estados Unidos y menos aún el de Egipto.

Brasil: la favorita indiscutible

El defensor del título es Brasil, que casi independientemente de su momento de juego y de las sensaciones transmitidas en los partidos más recientes, parte como favorita indiscutible en cualquier torneo en el que participe. Los puntales de la selección carioca en la Copa Confederaciones de Sudáfrica serán cuatro jugadores de equipos europeos: el portero Julio César (Inter de Milán), el volante Kaká (AC Milán) y los delanteros Robinho (Manchester City) y Luis Fabiano (Sevilla). Aunque ha recibido duras críticas por la ausencia de algunos jugadores de postín, el seleccionador brasileño, Dunga, afirma que los elegidos para disputar este campeonato son los que se encuentran en mejor forma. Si es así, y nada hace imaginar que Dunga no quiera que sea así, los rivales tendrán que hacerlo muy bien para superar a la pentacampeona mundial.

Italia: talento y tesón

Pero Italia no es un equipo que se arrugue ante nadie. Basta recordar que es la actual campeona del mundo y que puede presumir de un historial deslumbrante, que acompañado de la lucha, el talento y el tesón que acostumbran a derrochar sus jugadores le convierten en un combinado muy difícil de batir. Con Lippi como seleccionador y Luca Toni como principal amenaza ofensiva, los transalpinos aspiran a ganar por primera vez la copa que reúne a los mejores combinados nacionales del momento.

Egipto: físico y gol

Tras destronar a Camerún como campeón de África, Egipto se dispone ahora a lograr algo todavía más complicado: eliminar a Brasil o a Italia y plantarse en las semifinales del campeonato. Éste es por lo menos el objetivo dirigido por Hassan Shesata, que cuenta con jugadores tan determinantes como Aboutrika (del mencionado Al Ahly) Hossam Hassan (Anderlecht) y Amr Zaki (Wigan). Potencia física y una indiscutible capacidad resolutiva son las principales armas del campeón africano.

Estados Unidos: el desafío americano

A simple vista, todo indica que la selección de Bob Bradley es la más floja de grupo B, pero sus rivales harían bien en no fiarse. Jozy Altidore es la principal baza ofensiva de los estadounidenses, que forman un bloque muy bien compenetrado y dispuesto ya no a desafiar a sus rivales, sino incluso a superarlos a poco que se despisten. En el fútbol moderno ya no existen peritas en dulce y Estados Unidos puede atragantársele a más de uno.

Tags: , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment